El primer sesgo de conceptos y definición que hay que romper, es que el Networking no es vender. Para poder comprender mejor esto, el primer paso es definir qué es Vender, qué es el Networking, y cuáles son las diferencias:

Vender es la acción de conseguir un prospecto de cliente, despertar el interés y crear la necesidad de comprar un producto o servicio, y luego utilizar un cúmulo de métodos, técnicas y estrategias para cerrar un acuerdo en dónde el cliente paga un valor a cambio de comprarle sus productos o servicios.

El Networking Profesional es la acción de conectar con otras personas de negocios para conocerles y escuchar atentamente las necesidades y problemas que tienen en sus carreras profesionales y negocios, para apoyarles a crecer o conseguir oportunidades y referidos con nuestros recursos. Todo esto se hace con el objetivo de cultivar una relación recíproca y agradecida con la persona que hemos ayudado, de tal manera que la misma despierte también el interés de hacer lo mismo por usted.

Diferencias:

Recientemente se publicó un artículo de Diario que nos llamó la atención:

Siempre ha sido un desafío encontrar gente que guste realmente de vender, además de encontrar elementos que lo hagan bien. El grado de tolerancia que la mayoría de gente tiene para ejercer esta actividad es muy bajo. Existe un altísimo grado de incomodidad con el desafío de afrontar el miedo al rechazo y los fracasos que se dan. El Ejecutivo promedio del mundo corporativo odia hacerlo, y además es una actividad que en general está vista como una alternativa cuando no hay ninguna mejor oportunidad de trabajo.

Por todo lo anterior, el Networking es una Herramienta que puede contribuir positivamente como solución para Ejecutivos, Profesionales y Empresarios a los que vender no les cae precisamente como anillo al dedo. Las Ventas como Profesión u Ocupación jamás dejarán de existir y es necesario y positivo para gente que gusta hacerlo. Existen productos y servicios además que se adaptan muy bien al modelo vendedor. El Networking está hecho para personas que gustan de ayudar a la gente, de construir relaciones con generosidad de largo plazo, con el menor riesgo posible de perderlas y sobretodo que cuidan mucho de su prestigio, reputación e integridad. El Networking podría ser para las personas que están en las ventas con un grado bajo de tolerancia al rechazo y fracaso, una alternativa de herramienta que les ayude a sentirse más cómodos.

La experiencia que hemos tenido en Share, es que gran parte de nuestros miembros ven a sus grupos como una oportunidad de gente a la cual poder venderle. Ha sido parte de nuestros desafíos principales, enseñarles estos conceptos y diferencias que ayudan a establecer el “chip” correcto con el que podemos llegar a tener éxito utilizando esta herramienta.

Si usted decide asistir a un evento o espacio de Networking y ha dedicado gran parte de su tiempo previamente a las Ventas, y además se siente identificado con esa herramienta, es importante que usted se ponga el sombrero del Networking con sus valores y principios para que tenga éxito dentro de estos ambientes. Y en todo caso, actuar de acuerdo a las circunstancias con la herramienta precisa. Dicho de otra forma, sería bueno dejar al pitbull que tiene dentro en la oficina, si su próxima actividad de agenda es un coctel, y más bien conviértase en la mejor versión de generosidad y filantropía profesional de usted mismo durante esa actividad.