¿Curioso el título de este artículo? Sí, eso queríamos. Ahora que se ha enganchado le va a gustar más. ¿Qué tiene que ver el Matrimonio con el Networking? Muchísimo.

¿Cuál es la primera relación que se construye entre seres humanos? ¿La primera de todas? O dicho de otra manera, ¿Cuál es el primer contacto que tenemos cuando nacemos? ¿Cuál es la primera persona que nos apoya y cuida? ¿Cuál es la primera persona con la que entablamos una conexión verdadera y sincera que por lo general dura toda la vida? Así es, las madres. ¿Es o no es un primer contacto que se convierte luego en una conexión vital? Claro que lo es. Nada como las madres. La primera de las relaciones que aprendemos a construir desde que nacemos es la relación con nuestra madre. Por lo tanto, usted sabe de Networking desde el primer momento que nació aunque ahora incluso nos cueste trabajo animarlo a hacer Networking de forma consciente. Usted aprendió a comunicarse inmediatamente nació a través del llanto. La conexión entre su mamá y usted era tal, que no necesitaban comunicarse verbalmente para que ella sepa que usted tenía hambre y que ella debía alimentarle.

Y bueno, luego viene la relación que aprendemos a construir con nuestros padres, hermanos, vecinos, y dependiendo de qué tan buenos seamos haciendo Networking seguramente con muchas otras personas más.

Para los que no han leído artículos anteriores a este, les resumo que el Networking es la habilidad para construir relaciones con otras personas, que llevado al ámbito profesional, resume su habilidad para construir relaciones con otras personas con las que su vida necesita que conecte para poder llevar a cabo sus propósitos. Esas personas que marcan su vida porque debieron estar ahí cuando se cruzaron por su camino para convertirlo en la persona que hoy es.

Muchas personas dicen detestar el Networking, y muchas otras incluso dicen que no nacieron para esto. Se equivocan. Si esto fuera así, usted no hubiera podido entablar una relación ni con su mamá cuando necesitaba que le dieran teta. Usted sabe mucho sobre relaciones, que tenga dificultades para construir relaciones de negocios, o por ejemplo más o mejores amigos, pareja, etc. es distinto. Pero usted lo sabe hacer intuitiva y naturalmente, todo es cuestión de que hagamos un repaso animándole a activar su código genético natural para construir relaciones.

Pero… a todo esto, ¿Qué tiene que ver el matrimonio con el Networking? Pues el matrimonio es también una relación, diríamos posiblemente la más importante de todas. Esa relación que usted construye con la persona que eligió pasar el resto de su vida, construir una familia, tener hijos, un hogar, etc. Vamos a hacer un análisis de los hechos…

Cuando usted conoce a alguien que le gusta, obviamente mucho antes de casarse, ¿qué es lo primero que usted hace? Lo primero es CONOCER a la persona que le gusta. Pero para poderla conocer, usted primero debió haberla visto destacar entre muchas otras. Igual que en el Networking, usted necesita Visibilidad para que otros sepan de usted y quieran conocerle. Entonces usted se pone su perfume, se viste bien, y se pasea cerca de la persona que le gusta, cuajando una buena estrategia para acercársele y poder conocerle.

Luego de esto, usted logra hacer contacto, puede que le haya invitado a comer algo o salir, y entonces viene el paso No. 2 del Networking: Tiene que agradarle. Es decir, sus valores, principios e intereses tienen que ser complementarios a los de la otra persona. Cuando usted tiene valores o principios distintos, puede que la química no funcione (Salvo que ambos hagan el súper esfuerzo para que suceda). A los dos les gusta el cine, BINGO!! Usted anotó un gol en las coincidencias por los gustos, y entonces usted comenzará a caerle bien… Mientras más conozca de usted, y más agrade, más interesante se hará. Exactamente igual pasa en el Networking con cualquier contacto con el que usted quiera construir una conexión vital. Por ejemplo, exactamente igual, será si usted quiere pertenecer a una fraternidad como Share, el momento en el que ingresa y conoce a sus miembros.

¿Y luego qué? El tercer paso de las relaciones en el Networking, usted debe inspirar: Credibilidad. Es decir, usted debe ser una persona íntegra, a ninguna persona le gusta alguien a quien no le cuadra lo que dice con lo que es. Esa integridad es igualmente importante en las relaciones amorosas. La consistencia entre lo que usted dice y hace es clave.

Entonces viene el 4to y último paso en el Networking: La Confianza. Usted logró ser visible, agradó con su forma de ser, se ganó credibilidad con sus actos… pero para comprarlo, debe ser confiable. Es el último de los requisitos para lograr el “sí”, el momento de la propuesta de matrimonio, igual que en los negocios. Usted puede ser la persona más interesante con la profesión más atractiva, pero si no confían en usted, nadie querrá ser su amigo. Si su pareja no confía en usted, jamás firmará un papel de matrimonio para pasar el resto de su vida con usted. Imagínese, ¿Quién podría pasar el resto de su vida con alguien en quien no confía? Nadie.

¿Se da cuenta lo cercano que es el matrimonio y el Networking?

Sé perfectamente que la comparación es capciosa en relación al Networking Profesional y sus relaciones en cuanto a esto, pero lo hacemos con la mejor de las buenas ondas para que se anime a pulir esas habilidades por crecer haciendo Networking. Esperamos haberle sacado una sonrisa y haber aportado en su futuro profesional. Recuerde ser un buen esposo / sa, así se graduará como buen Networker.

Be Share!